¿Tienes el hábito de conectar con lo trascendente a través del arte?

Frente al intenso bombardeo de producciones pasatistas, muy bien realizadas pero anémicas de significado verdadero, proponemos darnos una vuelta por la búsqueda de sentido y el crecimiento interior, mientras disfrutamos de excelentes realizaciones cinematográficas.

A la hora de profundizar nuestra visión del mundo, el budismo tiene mucho para ofrecernos. Conozcamos este gran antídoto frente a la ansiedad y la incertidumbre, a través de 5 películas que te dejarán pensando, o mejor dicho, sintiendo. La vida en estado puro.

Primavera, verano, otoño, invierno… y primavera (2003)

Dos monjes, uno anciano y otro joven, reflexionan sobre las estaciones del año, realizando una perfecta analogía sobre la vida del hombre y el cambio. La única constante parece ser una imperecedera cabaña que flota sobre un lago rodeado de montañas y paisajes de espectacular belleza.

Un buda (2005)

Dos hermanos huérfanos crecen en una gran ciudad, sufriendo el aislamiento y el vacío emocional de su pérdida. La carga es demasiado grande de soportar para uno de ellos, Tomas, que termina por perder su trabajo y dar un radical cambio a su vida. Dirigida por el argentino Diego Rafecas, con música de Pedro Aznar.

Milarepa (2006)

Un golpe de mala suerte deja a una familia de buena posición desamparada. Sus familiares directos, lejos de ayudar, se aprovechan de ellos y les esclavizan, hasta que una niña crece y busca venganza en la magia negra. Al contemplar el daño de su obra, indica un viaje personal con el objetivo de limpiar su karma.

Zen (2009)

La película cuenta la vida de Dogen Zenji, un antiguo monje budista que, siguiendo las últimas voluntades de su difunta madre, comienza a meditar y divulgar el budismo entre los japoneses, cuando esta religión no era aceptada. La historia transcurre durante el período Kamakura (1185-1333 d.C)

Samsara (2011)

La palabra “samsara” proviene del sánscrito y sirve para describir el ciclo de la vida formado por el nacimiento, la muerte y la reencarnación. En el mismo sentido, el director Ron Fricke –Baraka o Cronos– plantea un peculiar recorrido visual y sonoro a través de la vida.

Fuente: cameralabs.org

Por Darío Bermúdez

Manager de contenidos. Escritor, documentalista, y director de colecciones de libros holísticos. Desde hace 25 años se dedica a la apertura de conciencia. Mail: dario@bermudez.com

¿QUIERES SABER MÁS SOBRE ESTE TEMA?
“Introducción a Budismo Zen”, D. T. Suzuki, Editorial Kier.
“Platón y el cine”, Christian Rodway, Editorial Kier.