Experiencia lograda con: Ho´oponopono

Espero que esto sirva de inspiración para todas las personas que están en búsqueda de sus sueños. (…) Esta es mi historia con la ley de atracción.

Eran momentos difíciles; acababa de tomar una de las decisiones más complicadas de mi vida: terminar la relación con mi novio, con quien pasé dos años planificando mi futuro. No fue fácil hacerlo, sobre todo porque no había razones concretas, pero tenía una única idea muy clara: que yo merecía mucho más amor del que él estaba dispuesto a dar y a recibir y que yo no estaba dispuesta a renunciar a ello.

Esto me llevó a buscar ayuda. (…) Fue entonces cuando, un día, navegando en Internet, sin saber bien cómo, encontré el audio que yo considero que cambió mi vida. Era una entrevista a Andrea Bruno. Ella decía que, para que las cosas cambien, uno tiene que cambiar. Escuché esa entrevista muchas veces y no llegaba a comprender cómo era eso de que, si queremos algo, debemos ordenarlo al catálogo del universo y esperar a que llegue. (…) Así contacté a Andrea y le pedí que me mandara todo el material que tuviera. Básicamente lo estudié, y siguiendo los pasos uno a uno, comencé a hacer un catálogo con mis sueños, donde volqué todos mis deseos.

Al cabo de un tiempo, recontacté a Andrea y le dije que la ley de atracción no estaba funcionando para mí y quería saber qué estaba haciendo mal. (…) Fue entonces cuando tomé un vuelo desde Lima hasta Buenos Aires.

Así que, cuando nos encontramos, fuimos directamente al corazón. Aquel día aprendí a cambiar la forma de relacionarme con el amor y sanar mis mandatos familiares con ho ´oponopono. Y como tenía unos días para estar en el país, le pregunté qué más podía hacer en Argentina y me dijo que debía conocer el glaciar Perito Moreno.

Ahora entiendo todo: lo que me llevó a terminar con mi novio, a escuchar la entrevista de Andrea, a conocerla personalmente y el que ella me sugiriera ir al Perito Moreno. Cada una de esas situaciones sirvió como preparación para mi objetivo principal, encontrar al amor de mi vida.

Conocí al hombre más hermoso que jamás haya podido imaginar tanto por dentro como por fuera en ese lugar maravilloso, el glaciar Perito Moreno, en el sur de Argentina.

Él es mi hombre ideal, el que había soñado, y lo mejor de todo es que buscaba lo mismo que yo. Aquel día nos enamoramos y ese mismo día decidimos vivir juntos. Nos casamos en febrero en un castillo de Praga y estamos planificando tener familia a final de año.

Ho ´oponopono me ayudó a dejar a un lado mi ansiedad por conseguir pareja; para cuando viajé, de alguna manera había podido soltar el problema, sabiendo que mi divinidad sanaría las memorias que lo estaban creando.

Ahora, cada vez que deseo algo, solo lo pongo en mi catálogo de sueños y sano mis memorias con ho ´oponopono.

Milagros Tuesta, Iquitos, Perú
Ho'oponopono II
Fuente: Extraído del libro “Ho ‘oponopono II”, de Andrea Bruno, Editorial Kier.