CÁNCER – DESDE 20/6 HASTA 22/7
“Conectarnos con nuestras raíces”

  • Signo del elemento: AGUA
  • Ritmo: CARDINAL
  • Regente del Signo: LUNA
  • Arquetipos: ARQUETIPO DE LA GRAN MADRE, FAMILIA, EL CLAN, EL ESCRITOR

Los CANCERIANOS son incondicionales padres y madres, amigos de ley, estupendos médicos y curadores de todo tipo. Suelen ser distantes cuando recién conocen a alguien y muy sugestionables al entorno que los rodea. Tienen un mundo personal hermético que es necesario respetar para no alterarlos.

En el amor: Son fieles y románticos, necesitan seguridad afectiva antes de entregarse, pero cuando lo hacen dan todo por la persona amada.

En el trabajo: Son muy trabajadores y necesitan una labor que les presente un desafío constante, quieren progresar en el ámbito donde se encuentren.

Su mayor interés: La familia y la educación de sus hijos. Tener un clima de armonía dondequiera se encuentren.

¿CÓMO APROVECHAR LA ENERGÍA DE CÁNCER?

Hay una palabra que se ha puesto de moda: nesting. Significa algo así como “anidar”, quedarnos en casa, disfrutar de nuestros rincones favoritos, ponernos ropa cómoda, preparar comida rica y recibir a nuestros queridos en casa. También podemos optar por leer, ver Youtube o lo que nos guste y simplemente disfrutar del placer de nuestro hogar.

En una primera instancia, Cáncer nos invita a “anidar”. Pero claro que esa inmersión en el mundo familiar también nos inclina a reconectarnos con vivencias profundas relacionadas con nuestros vínculos más cercanos. ¿Cómo está nuestra relación con nuestros padres e hijos?
¿Con nuestra pareja?
¿Revivimos en la intimidad diaria emociones que vienen del pasado?
¿Hemos repasado últimamente nuestra relación con el árbol familiar ancestral?
¿Qué recuerdos emergen en esta época?
Sumergirnos en estos temas puede ser revelador durante este mes. Por ello, es necesario conquistar serenidad interior, esa que se logra luego de haber estabilizado nuestras emociones más arcaicas. No haberlas negado, sino haberlas transitado y depurado.

Como el universo siempre colabora de forma armónica con los procesos interiores, este año tendremos una ayuda importante: el 1/7 el maestro Quirón cambia de dirección. Su poder vibratorio se acentúa. El centauro herido es quien acompaña este impulso para que nos conectemos con esas antiguas, antiquísimas llagas que no nos permiten evolucionar. Podemos entonces contactarnos no solo con temas de la infancia, historias familiares, ancestrales o hasta kármicas que, como una pesada ancla, llevamos sin ser conscientes de su presencia. Contactar quiere decir volver a vivenciar, tomar conciencia para soltar y dejar atrás, sabiendo que en un momento tuvieron sentido pero que no es necesario seguir cargando esas emociones durante más tiempo.

Pero no tengamos la impresión que durante el tránsito del sol por el signo de Cáncer solo incursionaremos en vivencias de nuestro pasado. Esta es la etapa preliminar necesaria para conquistar nuestra auténtica paz interior. Es bueno que también recordemos que este signo está regido exotéricamente por la Luna pero esotéricamente por Neptuno. Ambos planetas nos invitan a soltar amarras de la tierra y a dejar volar nuestra imaginación y fantasía hacia otros planos de conciencia.

Desde la mayor privacidad es posible alcanzar alturas insospechadas y abrir nuestra sensibilidad a vivencias que van mucho más allá de lo personal y familiar hacia lo universal. Es necesario estar en recogimiento y paz interior para abrirnos hacia lo colectivo que nos traspasa todo el tiempo pero que las distracciones cotidianas aturden e impiden escuchar. Por ello también es tiempo de tener tiempo para escribir, dibujar, o simplemente sentarnos a pensar en la NADA misma. Durante muchos momentos el silencio será nuestra mejor compañía.

Cualquier persona distraída podría pensar que dejar volar la imaginación es tiempo perdido en el vacío absoluto, mas la realidad se crea en esos planos. Si nuestra mente vuela hacia zonas de temor materializaremos mundos temibles, si creamos realidades plenas con el tiempo irán tomando forma. En esos niveles se crea la vida que luego desciende y cobra forma. Por eso Cáncer es un mes fundacional, permite depurar el pasado y diseñar las bases para el resto del año.

Ana Lía Ríos
Directora de la colección Nova de Astrología

LA LUNA NUEVA DE CÁNCER

Se produce el 24/6 en el grado 2°47 del signo.

Veamos cuál es el consejo del oráculo para esta lunación. Recordemos que el
mes pasado fue ir a lo esencial y dejar de lado las apariencias.

ORÁCULO:
(Tomado del libro “Oráculo Astrológico” – Editorial Kier)

Símbolo:
“UN HOMBRE ARROPADO EN PIELES
TIRA DE UN PELUDO CIERVO”

El oráculo del mes nos habla de un tiempo donde circunstancias severas estarán en el medio ambiente (frío), será oportuno tomar los recaudos necesarios para protegernos de ellas (pieles). También nos indica que se trata de un momento transitorio y de enorme transformación dentro del natural ciclo evolutivo de la vida.

Mensaje del oráculo:
Tiempo de enorme transformación.
Más adelante verá los frutos que está sembrando en el presente.

PRÁCTICA CONTEMPLATIVA DE LA LUNA NUEVA
DE CÁNCER DESDE EL OMBLIGO

Con un espacio acogedor para relajar mi cuerpo – mente y disponerme a la práctica de hoy. Chequear: ¿Cómo estoy? Me refiero a ¿Cómo estoy reaccionando – respondiendo, a las cosas que me pasan?
Observo mi panza: ¿estoy apretando mi panza? (¿Estoy apretando con mi panza dura alguna situación? ¿Cuál?
¿Qué pasa si suelto mi panza? Respiro, haciendo el experimento. Inhalo inflando la panza como un globo desde el centro del ombligo. Qué potente sostenerme en esta respiración unos minutos.
Y suelto. Y me veo. En lo que vengo diciendo últimamente. Más allá de lo que diga, reverbera cómo lo digo: ¿en tonos graves? ¿Agudos? ¿Y qué me pasa con lo que vienen expresando los demás?
Sin juzgar, voy entrando en contacto con mis emociones.

Fuente: Libro “Matriz de lunaciones”, pág. 107, de Victoria Zain, Editorial Kier
ARCANO 18 LA LUNA
Interpretación

Con la Luna, nuestro viaje por los arcanos mayores del tarot retoma, en una escala superior, un momento de profunda introspección y contacto con el mundo interno. En verdad, representa la inmersión plena en el inconsciente y una prueba para la capacidad de la conciencia para vincularse con el misterio.
Astrológicamente, por cierto, refiere a la función planetaria lunar, pero en su más amplio despliegue de cualidad sensible. Esto es, la Luna en signos o casas de Agua (particularmente en Piscis o en XII), lo que nos recuerda, esotéricamente, la regencia de Neptuno sobre el signo de Cáncer.
En este sentido, la Luna simboliza la esencia misma del elemento Agua, su grado más puro de manifestación, por lo que puede conducir tanto hacia lo más regresivo, primitivo y arcaico (las aguas primordiales subconscientes o pre- conscientes) o hacia lo más trascendente y sublime apertura a lo universal (la unidad del superconsciente o conciencia cósmica transpersonal).
La Luna desafía a la conciencia antes de llegar al final del recorrido por los arcanos mayores. Antes de ingresar en las etapas que simbolizan con la realidad de su mundo interno y cuestiona: ¿han alcanzado las emociones la madurez necesaria para abrir el corazón?; ¿perduran aún apegos y anhelos de apropiación personales que impedirán cualquier apertura hacia lo trascendente?

Fuente: Libro “Tarot y astrología”, pág. 295, de Beatriz Leveratto y Alejandro Lodi, editorial Kier.
INFLUENCIA DE CÁNCER EN LA HISTORIA FAMILIAR

* Temas de Cáncer: Lo emocional, lo maternal, la protección, la contención, la seguridad afectiva, asuntos relacionados con el hogar, los recuerdos, la imaginación.

Arquetipos de Cáncer: La madre protectora, el padre afectuoso, el tío noctámbulo, el abuelo constructor, la abuela cocinera, el memorioso de la familia, la tía pintora.

Cáncer es un signo regido por la Luna, que representa la energía femenina maternal y protectora, los sentimientos y emociones, la imaginación, la receptividad, así como los hábitos y condicionamientos del pasado. Por lo tanto, las personas de Cáncer deben prestar especial atención a la historia de las mujeres de la familia en su rol maternal. Estas mujeres son muy protectoras, brindan seguridad y contención afectiva a los hijos y se identifican con el rol de guardiana del hogar.

Fuente: Libro “Astrogenealogía”, pág. 63, de Claudia Azicri, Editorial Kier
EL AGUA EN NOSOTROS
Necesidad básica del acuático

El mundo entero existiría aunque no hubiera ningún ser humano consciente para percibirlo, pero los procesos psíquicos necesitan de alguien que los experimente para que podamos decir que existen. Este tipo de fenómenos escapa a las leyes de la materia. El hombre de agua puro es una persona muy especial: se encuentra en el estado en que todos nos hallamos cuando, por la noche, dormimos y soñamos. Para el acuático los recuerdos tienen una plástica realidad de carácter onírico y se presentan en toda clase de imágenes y figuras simbólicas que buscan su lugar. Puede sentir palabras y frases, imágenes y sensaciones más allá de nuestros sentidos físicos, y mientras esto le sucede le resta importancia a la fuerza del pensamiento.

Por lo general sentimos con facilidad si precisamos alimento físico; sin embargo, sólo el acuático percibe con igual fuerza la necesidad de ser nutrido afectivamente. Pero, en este caso, el “alimento” que puede satisfacerlo sólo lo obtiene de un tipo especial de intercambio efectuado con quienes lo rodean. Digo “un tipo especial de intercambio”, ya que un aéreo también anhélale intercambio, pero en esta búsqueda puede ser satisfecho a través de una buena comunicación. El acuático, por su parte, requiere que el vínculo que establezca cuente cono la calidez humana que sólo puede lograr con aquellos con quienes tiene una íntima afinidad afectiva. Se trata de expresar y recibir afecto.

Fuente: Libro “Fuego, aire, agua, tierra”, pág. 97, de Ana Lía Ríos, Editorial Kier